Propiocepción. Beneficios físicos y emocionales

 

¿Propioquééééééé? ¿Qué es eso de la propiocepción y para qué sirve?

La propiocepción es el sentido que informa al organismo de la posición de los músculos. La capacidad de sentir la posición relativa de partes corporales contiguas. Por decirlo de alguna manera, el sistema propioceptivo da información de cómo y dónde estamos situados en el espacio. De en qué postura tiene apoyado un pie /pata, de si está sentado, de pie, apoyado, etc.

El sistema propioceptivo forma parte del sistema nervioso. Está compuesto por una serie de receptores que se encuentran en los músculos, articulaciones y ligamentos que envían información sobre tensión, estiramiento, etc a la médula y al cerebro. En el cerebro esta información es procesada, y envía la respuesta de vuelta a los músculos que hacen las correcciones necesarias para conseguir el movimiento deseado.

Tener un sistema propioceptivo en buena forma tiene incontables beneficios para la salud de nuestros perros.

En el plano físico, la mejora de la propiocepción se traduce en una mejora sustancial del equilibrio, la coordinación y la estabilidad. Ayuda a tonificar, fortalecer y mejorar la musculatura antigravitatoria, que es la encargada de mantener la postura en estación*.

Todo esto ayuda a prevenir dolores musculares, sobrecargas, contracturas, y mantiene a nuestro perro tonificado y con un mejor control de todo su cuerpo.

Además, aunque no sea muy conocido, el trabajo de la propiocepción tiene también muchos beneficios emocionales para nuestros perros y es una herramienta estupenda para fortalecer nuestro vínculo con ellos.  

Cuando estamos trabajando el sistema propioceptivo con nuestro perro, le estamos colocando en una situación que no controla y por lo tanto puede sentirse algo temeroso e inseguro. Esta sensación de temor e inseguridad debe ser siempre leve, nunca debemos someter a nuestro perro a algo que le asuste realmente o le haga pasar un mal rato. En una situación ligeramente estresante en la que él se puede sentir inseguro, estar a su lado como guía y, mediante ánimos y apoyo, ayudarle a conseguirlo, felicitarle y premiarle…va a hacer que se ponga super contento y satisfecho. Por un lado ha superado una situación difícil,  tú le has ayudado a conseguirlo y además le has felicitado y premiado.

 

Este tipo de ejercicios hacen que el perro vaya ganando autoconfianza  y confianza en tí como guía y compañero que le ayuda a conseguirlo. Además, si aprovechas y te fijas bien puedes conocer mucho más a tu perro al ver qué cosas le dan más miedo, en qué es más inseguro, etc. Todo esto es información muy importante porque luego tú puedes ayudarle a superarlos y así convertirte en su referencia de seguridad y bienestar.

Estos ejercicios deben estar pensados y puestos para que el perro JAMÁS se haga daño, se caiga o se asuste ya que conseguiríamos el efecto contrario y sería muy contraproducente.


 

Qué tipos de ejercicios son los indicados para trabajar la propiocepción? Los ejercicios indicados son aquellos en los que se produce un cambio del Centro de Gravedad del perro, ejercicios de equilibrio, de coordinación y de fuerza. A continuación vemos unos ejemplos.

 

1- Carga alterna: Con el perro en estación en una superficie antideslizante, levantamos alternamente las extremidades, una por una. Esperamos cinco segundos y devolvemos la extremidad a su posición.

 

2- Balanceo sobre el suelo: Con el perro en estación en una superficie antideslizante ponemos nuestros antebrazos y manos en los costados del animal y le llevamos hacia un lado y el otro con movimientos suaves y leves de tal manera que su cuerpo se balancee. Debe ser lo suficientemente leve para que no le haga perder el equilibrio y mover las patas, las patas deben estar  fijas.

 

3- Tabla de Freeman: Sobre esta tabla se apoyan las extremidades delanteras, traseras, o ambas y se mueve manualmente con cuidado. Los movimientos deben ser lentos, no bruscos y el perro debe tener las patas fijas.

4- Ejercicios con balones terapéuticos: Subir los cuartos delanteros del perro, apoyar el esternón ligeramente para dar más estabilidad y mover el balón ligeramente a los lados. En el caso del cacahuete hacer que avance solo con sus cuartos traseros mientras los delanteros permanecen apoyados en el balón.

5- Otros ejercicios en superficies inestables: Hay muchos tipos; Platos con líquido dentro, con aire, etc. Se colocan las patas delanteras o traseras y mediante guiado se intenta hacer que permanezca unos segundo con ellas encima haciendo equilibrio.

 


 

El material para este tipo de ejercicios se puede fabricar de manera casera, comprar en tiendas especializadas en Rehabilitación o en Decathlon por ejemplo.

También se puede utilizar mobiliario urbano, de parques… hay que usar la imaginación!

 

 

Estos ejercicios se trabajan con reforzadores tanto para guiar al perro  como para premiarlo. Es un trabajo que no puede ni debe hacerse obligando al perro porque los resultados, lejos de ser positivos serían muy negativos.

Es muy importante tener en cuenta que para trabajar  la seguridad y autoconfianza del perro debemos elegir siempre ejercicios de acorde a las capacidades de nuestro perro. incrementando la dificultad a medida que el perro sea capaz de superarlo por sí mismo. Nuestra función será acompañarle y planificar estos ejercicios de forma que él sea capaz de superarlos con éxito.

 

Como véis, trabajar el sistema propioceptivo tiene innumerables ventajas físicas, emocionales, conductuales y puede ser una manera muy divertida de estrechar vínculos con nuestro compañero. Animaos a practicarlo y nos contáis qué tal!!

 

Este tipo de trabajo está indicado para animales sanos, para cachorros, e incluso en geriátricos con muuucho cuidado.

Está desaconsejado en casos de inestabilidad articular.

Si vuestro perro tiene alguna patología neurológica o músculo-esquelética, consultad la conveniencia de estos ejercicios con su veterinario.

 

 

 

A continuación os dejamos un par de links de tiendas especializadas en este tipo de productos:

 

– http://txakurtzen.com/tienda/7-propiocepcion-y-equilibrio/

– http://www.fitpawsusa.com/Browse-Products/departments/112/

 

 

 

* En estación –> Se llama "estación" a la posición corporal : de pie, parado, con las cuatro patas en el suelo.

 

Sarai Franco Gutiérrez – ATV Fisioterapeuta

David Jaime Vall – Educador Canino