IMG_20150702_113309

10 CONSEJOS PARA COMBATIR EL CALOR

Posted on

                                                   

El verano ha empezado con fuerza este año y las temperaturas están siendo muy altas. El calor intenso y el sol afectan mucho a nuestros perros, sobre todo si éstos son muy jóvenes, ancianos, o de razas braquiocefálicas ( perros chatos como Bulldogs, Carlinos, Boxers, etc. )

Aquí van unos consejos fáciles y muy prácticos para evitar los temidos golpes de calor y otros problemas propios del verano.

 

1- EVITAR LA DESHIDRATACIÓN:

Debemos dejar siempre a disposición de nuestros perretes suficiente agua fresca. Es conveniente cambiarla un par de veces al día e intentar que los recipientes no estén al sol para evitar que el agua se caliente.

Cuando salgamos a pasear es importante llevar una botella de agua o un cuenco portátil. Ambas opciones son buenas, muy prácticas, fáciles de conseguir y nos van a permitir mantenerles hidratados en cualquier circunstancia. Además podemos utilizarla también para mojarles, sobre todo en la parte de la tripita y las axilas y así refrescarles un poco.

2- EVITAR LA EXCESIVA EXPOSICIÓN AL SOL:

Tenemos que intentar no hacer caminatas o paseos en las horas centrales de días muy calurosos. Si se sale a estas horas hay que intentar ir por la sombra lo más posible.

En casa es importante que dispongan de un lugar fresquito para descansar, si la temperatura es muy alta os podéis ayudar de ventiladores, aires acondicionados, etc. Otra opción interesante son las colchonetas refrescantes, que hacen que estén mucho más fresquitos.

Nunca dejarles solos en terrazas o parcelas sin sombras, y abundante agua.

Estad atentos del tiempo que pasan tumbados al sol porque a ellos les encanta tomar el solete, pero no miden bien a veces y pueden acabar con un golpe de calor. Ir cambiándoles a la sombra de vez en cuando.

Y no os olvidéis del agua!!

3-COMIDAS:

Ahora en verano es mejor que coman en las horas más frescas, por ejemplo, en la mañana al volver del paseo, y a la noche también al volver del paseo.

Si le damos alimento seco podemos humedecérselo un poco con agua , caldo de pollo, caldo de verduras o darle comida semihúmeda o húmeda. Si le damos comida natural es ideal porque tiene mucho contenido en agua y también les hidrata.

Es normal que nuestros perretes coman un poco menos en estas fechas, con este calor a nadie le apetece hincharse a comer, verdad? a ellos tampoco.

Suelen comer mejor a la noche con el fresquito y después de haber estado casi todo el día sin comer, así que intentad que coman con calma.

4- EVITAR DIARREAS Y VÓMITOS:

En la medida de lo posible no ofrecerles sobras o cosas que no suelan tomar y vigilar que no se coman nada que pueda sentarles mal. Le puede causar una gastroenteritis y provocarles vómitos y diarreas, que con este calor podrían deshidratarles en cuestión de horas.

5- NO DEJARLES EN EL COCHE:

Jamás. Ni a la sombra, ni con las ventanas bajadas, ni un segundo mientras compro el pan.

En unos pocos minutos la temperatura de un coche puede subir hasta convertirse en un pequeño infierno y provocarles un golpe de calor severo.

6- PASEOS EN LAS HORAS DE MENOS CALOR:

Sacarlos a primera hora con el fresquito, a última hora de la tarde – noche, y si es necesario, un paseíto a medio día algo más corto, más enfocado a que hagan sus necesidades, (si es posible, a la sombra)

Si no os queda más remedio que sacarles a una hora de mucho calor, podéis haceros con un de estas bandanas refrescantes, que siempre ayudará un poco a que no le suba tanto la temperatura.

Y no olvidéis llevar agua!

7- CUIDADO CON LOS TRANQUILIZANTES:

Si vuestro perrete es de los que se ponen nerviosos en los viajes y vais a salir de vacaciones con él, consultad con un veterinario a la hora de suministrarle un tranquilizante. Hay algunos que bajan mucho la tensión, y esto unido al sol y al calor, puede ser fatal.

8- CORTES DE PELO:

En verano se pela masivamente a todo tipo de perros sin tener en cuenta si es conveniente o no.

El pelo de los perros no solo les protege del frío en invierno, sino que también les aisla del calor en verano y protege su piel de quemaduras solares. A pesar de ser un dato de sobra conocido, por desgracia muy pocos peluqueros informan de esto a los dueños. No a todos los perros les conviene ser rapados.

Si queréis informaros al respecto os dejo un enlace al estupendo artículo de la web Sr.Perro que habla de este tema y explica bien qué tipo de perros se pueden rapar, qué tipo de perros es mejor no rapar, y qué otras opciones hay al respecto: Cortar o no cortar?

9- QUEMADURAS:

Sobre todo se ven afectados los perros de pelo corto, y los blancos. Si son blancos y de pelo corto tienen todas las papeletas para quemarse en verano. Principalmente se queman la trufa, la tripa y las orejitas.

Lo más importante es intentar que no pasen demasiado tiempo al sol, la prevención no falla. No obstante hay cremas solares para perros, si tenéis un perrete de estas características, consultad con vuestro veterinario la conveniencia de aplicarle un filtro solar si va a exponerse al sol.

Otro tipo de quemaduras muy comunes en esta época se dan en las almohadillas y es debido a la temperatura que alcanza el suelo. Intentad llevarle por la sombra si tiene que caminar por el asfalto, y si podéis evitarlo y llevarle por arena o césped, mejor que mejor.

10-HELADOS!

Una idea fantástica de cara al verano es hacerles helados a nuestros perretes.

Hay muchas recetas de helados, podéis encontrar un montón online, pero a mi hay una que me parece la más sencilla, rápida y la que más les gusta…y es hacer cubitos con caldo de pollo. Si vuestro perrete no puede tomar pollo podéis hacer algún caldo casero con verdura y carne o pescado y hacer hielos con él.

En cubiteras, en bolsas o como os sea más fácil. Tener siempre en el congelador disponibles y ofrecerles uno o dos al día.

Les gusta mucho, les entretiene, les refresca y les hidrata!

EN CASO DE GOLPE DE CALOR

Si por el motivo que sea, vuestro perro sufre un golpe de calor es crucial llevarle urgentemente a un veterinario o llamar para que venga. Mientras tanto lo más importante es bajarle la temperatura lo antes posible. Mojarle poco a poco con agua fresca todo el cuerpo, sobre todo la tripa , ingles y axilas. Intentar que beba agua, frotarle las almohadillas con alcohol, abanicarle y hacer que esté lo más fresco posible.

 

Esperamos que estos consejos os sean de ayuda y que los pongáis en práctica.

Y recordad, el mejor remedio es la prevención!!!

 

Sarai Franco 

Auxiliar Veterinaria y Fisioterapeuta canina

A %d blogueros les gusta esto: